domingo, 15 de febrero de 2015

Personas como nosotros no nos enamoramos.



Personas como nosotros no nos enamoramos.
Pero sí amamos, incluso te digo más, amamos hasta la indiferencia.
Con una bronca calamitosa que puede explotar en cualquier momento
en sábanas arrugadas de soledad y hastío.

Pero el amor lo vivimos de otra manera…
¿Vos crees que Valentín prefería ir a la guerra que quedarse con su mujer?
Ya te imaginas la situación: “¡Vale te quedás en casa! 
¡Si igual te van a matar, que te venga a matar acá!

Así que no me pidas un catorce de febrero,
Porque nosotros no nos enamoramos,
Pero sí somos amigos, tan amigos como para quedarnos en la misma cama,
después del amor, después de soportar un mundo de personas,
cuando le llega su mal día, cuando no queremos ver a nadie.
Y nos queremos hasta los abrazos y las distancias.

Así que no me pidas una carta de amor.
Porque nosotros no nos enamoramos.
Pero sí somos familia hasta cruzar nuestros genes y hacer vida,
Después de hacer hijos con otros, después de matar tantas las ganas
Con los incorrectos, hasta exigir sangre hasta defender la nuestra.

Así que no me pidas flores.
Porque nosotros no nos enamoramos.
Pero sí nos preocupamos por tomar mate juntos y que tenga “yuyito pal amor”
Hasta que se lave, hasta que tenga gusto a charla, para juntar las palabras
 y nos contemos el día, y nos tengamos el uno al otro
para sequir siendo familia, amigos, amantes y algún día enamorados…

No hay comentarios: