sábado, 5 de mayo de 2012

Pueblo

Sin próceres de catastro,
sin alcahuetes de GPS.

Tan perdido a los pasos,
tan encontrado a la legua.

Un infortunio geográfico,
una certeza en el monte.

Sin luces en el ocaso,
sin sombras en el descanso.

Tan adeudado de nubes,
tan ricos en estrellas.

Una rebelión a la nada,
un nacimiento en protesta.

Sin tiempo.
Tan calmo.
Un pueblo.

  

No hay comentarios: